Saltar al contenido

Ideas para Escribir y Publicar un Libro Infantil

    ebook ventas
    Escribir y publicar libro infantil.

    Muchos creen que no hace falta mucho para escribir un libro infantil. En otras palabras, no hay que tener necesariamente tanto talento como William Shakespeare, Mark Twain o Joanne Rowling para escribir un libro que guste a los niños.

    Parece fácil porque los niños no necesitan un lenguaje sofisticado ni ideas complejas como muchos adultos. Sin embargo, crear un libro para niños no es tan fácil como la mayoría imagina. Es más, escribir un libro para niños no difiere en muchos aspectos de escribir uno para adultos (de hecho, a veces es incluso más difícil).

    Sigue siendo necesario crear personajes interesantes y una historia atractiva. La diferencia con la escritura de un libro para niños es que todo debe presentarse de forma adecuada y atractiva para los lectores. Así que la excusa de «sólo son niños» no funciona cuando se trata de escribir un libro para niños. No son lectores estúpidos y, además, los niños son exigentes con lo que les gusta leer.

    Así que si vas a emprender el proyecto de escribir un libro para niños, tienes que entender lo que se necesita para crear uno excelente. Además de la escritura necesitarás una buena y bonita maquetación llena de ilustraciones para imprimir libros infantiles que gusten.

    11 Temáticas para un libro infantil

    1. La naturaleza. Escribir sobre la naturaleza abre un amplio abanico de temas y posibles giros que encantan a los niños. Una buena idea es elegir los personajes del tiempo (como el viento, la lluvia, la nieve, etc.), los personajes de las estaciones (como el invierno, el verano, el otoño, la primavera) o los elementos de la naturaleza (como la hoja, la tierra, la flor, la luna, el sol, etc.).
    2. Verduras. Las verduras pueden ser una gran fuente de historias divertidas. La hermosa y presumida Cereza o la vieja y sabia Calabaza pueden conformar un gran libro.
    3. Animales. Los cuentos sobre diferentes animales son muy populares entre los niños, especialmente los que tienen mascotas en casa. A los niños les gustan héroes como los osos, los zorros, los conejos, las ardillas, etc.
    4. El espacio. Escribir sobre estrellas, planetas o naves espaciales hará que los niños piensen más allá de su «caja mental». ¿A quién no le han gustado los libros sobre fantásticos viajes espaciales y diferentes planetas? Explorar cosas nuevas siempre ha sido un gran entretenimiento para todos.
    5. Para los niños. Puedes optar por desarrollar una historia basada en la vida o las aventuras de otros niños. Este tipo de historias son geniales para enseñar algunas lecciones y a los niños les encanta leer sobre sus compañeros.
    6. Milagros. Los niños no buscan ninguna prueba para creer en los milagros. Simplemente los creen porque se los cuentan los adultos. Además, los milagros permiten crear tramas fascinantes y fáciles de seguir.
    7. La Biblia. Este libro es una gran inspiración para desarrollar historias interesantes con un elemento didáctico. Los diferentes libros de la Biblia (el Antiguo Testamento en particular) son ricos en acontecimientos atractivos y grandes personajes.
    8. Juguetes. Como los niños juegan con juguetes todos los días, puede ser emocionante para ellos leer una historia sobre uno de ellos. Por eso, ¿por qué no intentar que los juguetes cobren vida durante un tiempo en la mente de los niños?
    9. Los muebles no son un área típica de interés para los niños, pero si puedes dar vida a esas cosas, como los muebles, puede resultar toda una historia.
    10. Personajes imaginados. Puedes crear personajes desde cero y eso está muy bien. Sólo hay que asegurarse de que los personajes sean comprensibles para los niños. Sin embargo, requiere más habilidades y comprensión del pensamiento de los niños.
    11. Dispositivos electrónicos. Los niños de hoy apenas pueden vivir un día sin las tecnologías modernas. Por eso, escribir una historia sobre un teléfono inteligente o una tableta puede ser muy entretenido para niños de diferentes edades.

    Estas son algunas ideas que puedes utilizar para escribir libros para niños. Sin embargo, ten en cuenta que cualquiera de las ideas mencionadas puede convertirse en una historia aburrida si el escritor no sigue los principios básicos para escribir grandes libros para niños. No hay secretos para ello. Todo lo que se necesita es imaginación, trabajo duro y comprensión de lo que los niños realmente disfrutan.

    Cómo empezar a escribir un libro o cuento infantil

    Hay mucho que decir sobre el desarrollo de un libro infantil de éxito. Mucho más de lo que contiene este artículo. Pero a pesar de que este tema es demasiado amplio para abarcarlo en una sola sesión, hay algunas reglas básicas que deberían ayudar a comprender los principios clave del éxito en lo que respecta a la escritura de libros para niños.

    Mucha gente tiene dificultades para saber por dónde empezar. Se preguntan cómo empezar a escribir un libro para niños porque el comienzo parece ser la parte más difícil del proceso.

    Pero eso es así porque el comienzo de todo no debería ser la escritura en absoluto. Antes de empezar a escribir algo, hay que hacer algunas cosas para entender el proceso. En primer lugar, es muy recomendable leer algunos de los libros que los niños adoran.

    Hoy en día no es nada complicado encontrar las listas de los más vendidos en cualquier categoría. La lectura de las obras de quienes triunfan te ayudará sin duda a entender algunas cosas interesantes sobre la escritura de este tipo de libros. Además, es importante elegir un grupo de edad específico (público objetivo) antes de escribir.

    El término «niños» es demasiado amplio. Por ejemplo, los libros para niños en edad preescolar serían muy diferentes de los que se escriben para niños de grado medio. Después de elegir un grupo de edad específico, intenta conocer a los niños de esa edad. Pasa tiempo con ellos para averiguar sus intereses, las cosas que les asustan y las que les aburren sobremanera.

    Además, los distintos grupos de edad tienen características psicológicas diferentes que influyen en su forma de ver el mundo. Si te tomas tiempo para estudiar esas características, los conocimientos adquiridos te ayudarán a tener éxito. Una vez que se han realizado estos preparativos, se puede empezar a pensar en algunas ideas para libros infantiles o reglas de escritura.

    Todos los preparativos mencionados anteriormente pueden suponer una gran diferencia. Una vez más, mucha gente ignora el hecho de que los niños son inteligentes y exigentes. Por eso, escribir libros para ellos no es tan fácil como beber un vaso de agua. El proceso requiere preparación, conocimientos y un trabajo realmente duro para que el libro resulte atractivo.

    Los 5 fundamentos para escribir un libro infantil de éxito

    Principio 1: Usar imágenes. Si te recuerdas sosteniendo un libro cuando eras niño, lo más probable es que las imágenes fueran lo que buscabas en primer lugar. Y eso está bien. A los niños les encantan las imágenes y no hay razón para ignorar esta realidad cuando se escribe un libro para niños.

    Principio 2: Mantén un lenguaje claro, sencillo y rico al mismo tiempo. Todas y cada una de las palabras de tu libro deben ser fácilmente comprensibles para los lectores. No se necesitan palabras sofisticadas. Basta con un lenguaje sencillo. Sin embargo, el lenguaje debe ser rico al mismo tiempo, por lo que a veces es una buena idea utilizar las palabras que los niños no conocen (ahí es donde los padres tienen que intervenir).

    Principio 3: Sé breve. Ni siquiera intentes escribir un libro de 200 páginas. De todos modos, ningún niño intentará leerlo. Dependiendo del público al que te dirijas, probablemente querrás tener entre 1.000 y 40.000 palabras. Los distintos grupos de edad pueden arreglárselas con un número diferente de páginas, así que hay que saber dónde parar.

    Principio 4: Ir más allá. Si optas por escribir únicamente sobre cosas que los niños conocen y experimentan a diario, lo más probable es que el libro les resulte muy aburrido. En su lugar, reta a tus lectores a ir más allá de su pensamiento ordinario y a seguir su curiosidad. Esto hará que tu historia sea mucho más entretenida si hace que los lectores se hagan preguntas.

    Principio 5: Trama fácil de seguir. Es importante escribir un libro que los niños puedan recordar fácilmente. Esto se suele conseguir desarrollando una trama y unos personajes fáciles de seguir.

    Si te atienes+ a estos sencillos principios, estará`s a medio camino de escribir un libro atractivo para los niños. Sin embargo, se trata sólo de reglas generales, que no dan ninguna idea específica sobre qué escribir.

    Teniendo esto en cuenta, hemos decidido enumerar algunas ideas para escribir un cuento o un libro para niños. Obviamente, la lista no es exhaustiva y podría ampliarse fácilmente, pero incluso en esta forma debería darte una pista sobre el camino a seguir. Cada una de estas ideas puede desarrollarse de muchas maneras. Uno puede utilizarlas tal y como están enumeradas, mientras que otros pueden ajustarlas y modificarlas para desarrollar las suyas propias.

    ¿Quieres publicar un libro infantil que enamore? Contacta con nosotros

    La estética es un aspecto muy importante a la hora de publicar un libro infantil. No solo tienes que crear una historia atractiva, además, tu libro tiene que entrar por los ojos.

    No podemos escribir tu libro por ti, pero sí que podemos hacer que una vez impreso, no pase desapercibido para nadie.

    ¿Necesitas imprimir tu libro infantil? ¿Un diseño de la portada que cautive? ¿Unas ilustraciones interiores que hipnoticen? Rellena el siguiente formulario y cuéntanos lo que necesitas.

    Nuestros asesores expertos en edición te ayudarán en todo lo que necesitas para que la publicación de tu libro sea una realidad.

    En una llamada seguro que podemos ayudarte más rápido y podrás contarnos todo lo que necesitas 🙂 Solo te llamaremos para resolver tu solicitud.