Precinto

Un precinto es un dispositivo u objeto físico que actúa como mecanismo de cierre y garantiza la inviolabilidad del elemento que se desee resguardar, dígase equipo, puerta, contenedor, embalaje, medidores de agua y electricidad, bidones químicos, etc. La disposición de un precinto es tal que para acceder al bien que protege, se debe destruir por completo, detectándose inequívocamente la violación del mismo en caso de ser provocado por personal no autorizado.

En el mundo empresarial se conocen comúnmente los precintos de seguridad y los precintos adhesivos impresos, también llamados cintas adhesivas. Los primeros son muy variados en cuanto a material de fabricación, formas y su uso o especialidad, pero como normas están numerados y controlados por un documento en cuya elaboración se incluye fecha y hora de manipulación, firma del operador y otras características.

Si se habla de precinto adhesivo impreso, su uso se corresponde con fijar al menos 2 elementos o superficies, como por ejemplo dos partes del cierre de un embalaje o caja de cartón. A diferencia de los precintos de seguridad, estos no suelen contener numeración alguna, pero en su defecto son personalizados con un logotipo o elementos visuales representativos de una marca corporativa a manera de mercadotecnia. Además de estos elementos de marketing, se les suele imprimir también una frase que indique el carácter de la carga (frágil, muy frágil, overpack o sobreembalaje, etc.).

Historia de los precintos 

Precintos de la antigüedad

Por su naturaleza, la historia de los precintos se remonta a tiempos inmemorables. Se sabe que en la antigüedad (7 mil años atrás), ya el hombre sellaba frascos de arcilla con objetos de valor dentro utilizando tallas de piedra que se presionaban para formar una especie de cerradura.

Tiempo después se conoce que los nobles refinaron tan arcaico procedimiento y sellaban con cera sus documentos, valiéndose para ello de un símbolo único; las insignias de sus anillos, que dejaban plasmadas sobre el documento para asegurar un traslado inmaculado del mismo. Se puede decir que además de un sello, este método constituía un mecanismo de autenticidad e identificación, como el papel que juegan hoy en día un logotipo o una marca comercial. 

Precintos del siglo XIX

Pero ya para el siglo XIX, Rowland Hill (1795-1879) desarrollo un tipo de papel engomado a base de goma de acacia, almidón de papa y almidón de trigo, que servía como sello postal. Desde ese entonces, este tipo de elemento se fue perfeccionando y acercándose más a la cinta adhesiva que todos conocemos hoy. 

También en el siglo XIX y ante los continuos robos que afectaban a  los ferrocarriles de la época, tal y como se puede observar en las películas de cowboys, se tomaron mayores medidas de seguridad para entregar a salvo la correspondencia y la mercancía trasportada. Por ese entonces se comienzan a combinar los precintos de seguridad y las cerraduras dentro de estos trenes.

Precintos del siglo XX

En la década de los 30 y los 40 del siglo XX, dos marcas comerciales como Sellotape y la genérica Scotch Tape alcanzan una notoria relevancia como productoras de cinta de embalaje, aunque ya para ese entonces además de su uso como seguridad y protección, se utilizaban estas cintas para un sinfín de aplicaciones cotidianas como en la actualidad.

Para el año 1942 el Ejército de los Estados Unidos procuraba una forma impermeable pero a la vez resistente para sellar sus numerosas cajas de municiones. Esta tarea fue llevada a cabo por la empresa Industrial Tape Corporation que modificó cintas quirúrgicas para tal propósito.

Durante la revolución industrial, también en el siglo XX, como es lógico, se incrementó la demanda de sellos de seguridad y los mismos fueron producidos en masa manteniendo una óptima calidad, La necesidad de protección de la mercancía creció, así como el interés para potenciar el branding.

En esta etapa, grandes cargamentos de alimentos como el maíz se sellaban para mantener libre de contaminación el producto y que llegara inmaculado al consumidor final.

Precintos de seguridad del siglo XXI hasta la actualidad

En este periodo la producción de precintos empiezan a ser regidos por normas y reglamentos que hoy en día conocemos como estándares de calidad. Se establecen Organismos internacionales (Organización Internacional de Normalización) para regir la calidad y seguridad del producto mediante las normas ISO y las normas aduaneras fronterizas.

Por otro lado, comienzan a utilizarse nuevos materiales que permiten especializar precintos de seguridad. Se comienza la producción de precintos de plástico, precintos de metales mixtos y precintos de materiales avanzados, haciendo más difícil la manipulación no autorizada.

En la actualidad ya se marcan los precintos con láser y se implementan etiquetas con código de barras, entre otros adelantos del sector que garantizan una mayor protección y evidencias hasta los más simples intentos de manipulación.

Vulnerabilidad de los precintos de seguridad

A los precintos de seguridad se le asignan protocolos que determinan la efectividad que los mismos tendrán ante determinado propósito. Estos protocolos pueden ser para procedimientos oficiales y/o no oficiales y están contemplados para prevenir una serie de vulnerabilidades en la instalación de los precintos de seguridad, el almacenamiento, inspección, remoción, reporte de uso o manipulación, entre otras áreas de acción.

Cuando un precinto de seguridad dispone de buenos protocolos, la seguridad de la mercancía queda garantizada sin importar la aparente calidad del mismo.

Limitaciones de los precintos de seguridad

Los precintos de seguridad tienen limitaciones que los hacen ser más o menos vulnerables en dependencia de varios factores, es por eso que se recomienda usar junto con un programa integral de control de precintos. Estas limitaciones de los precintos de seguridad generalmente se pueden producir frente a ataques de entrada forzada o métodos encubiertos como:

  • Manipulación del precinto de seguridad de forma cuidadosa
  • Falsificación parcial o total del precinto
  • Entrada forzada y posterior reparación del precinto dañado o parte del mismo

Se puede acceder al bien que resguarda un precinto si se remplaza un precinto violentado por uno nuevo obtenido con el fabricante, pues se hace necesario también incluir el mismo identificador o número de serie. 

Además, en algunos precintos, parte de los mismos pueden ser remplazados por las mismas secciones en un precinto similar o pueden ser manipulados cuidadosamente con herramientas especiales y vueltos a reensamblar de forma tal que muestre una apariencia de no haber sido violentado, aunque técnicamente este roto.

Tecnología para marcar precintos de seguridad

La tecnología para marcar precintos de seguridad es bien variada y en muchos casos se personaliza según la exigencia de cada cliente o según esta estipulado por cada una de las normativas que rigen su uso. Algunas de estas tecnologías que son actualmente empleadas son:

• Numeración seriada o consecutiva

• Logos

• Blocs o espacios en blancos para escritura a mano

• Códigos de barras de 1D y o 2D

• Impresión térmica

• Impresión láser

Operaciones con los precintos de seguridad

Si bien los precintos de seguridad pueden ser diversos en cuanto a su uso, materiales de fabricación, etc., la verdad es que pueden ser clasificados en 2 grupos fundamentales: los precintos reutilizables y los precintos de único uso.

Los precintos de seguridad reutilizables son habitualmente mecánicos o electrónicos y son usados para sellar contenedores, camiones y otros tipos de trasporte de carga. Su funcionamiento es muy simple y solo basta con ajustar un cable que se tensa como mecanismo de cierre, que al ser removido para acceder a la mercancía, añade un nuevo digito a un contador. Este cambio evidencia una inequívoca posibilidad de manipulación de la carga.

Los precintos de uso simple por su parte son fabricados generalmente de plástico o metal y tanto los materiales usados que pueden ser aleaciones muy resistentes, como la tecnología empleada para su fabricación determinarán su calidad y las operaciones con los precintos de seguridad.

Tipos de precintos de seguridad

Precintos de alta seguridad

Un precinto de alta seguridad obtiene dicha referencia por cumplir una serie de requisitos dictados por la Organización Internacional de Normalización (ISO). En mayo del 2013 este organismo publicó una nueva versión, la ISO 17712. En dicha normativa se establece que los precintos estén fabricados con diferentes metales o aleaciones metálicas para que sea imprescindible el uso de herramientas especializadas para el acceder a la mercancía de alto valor que generalmente resguardan.

Las empresas fabricantes de estos sellos de seguridad también llamados «sellos de barrera», son reguladas por auditores de seguridad de ISO, lo cual aporta una mayor garantía. Además, para contribuir a la disuasión de los posibles infractores, este tipo de precinto comúnmente es numerado.

Precintos de seguridad aceptados por aduana

Los precintos de seguridad aceptados por aduana se utilizan para asegurar contenedores y mercancías que sean transportados entre fronteras. Son precintos con un alto nivel de calidad, ya que son sometidos a pruebas rigurosas entre las que podemos mencionar las pruebas de efectos del calor, resistencia a la tracción, evidencia de manipulación, efectos de la congelación y muchos otros.

Precintos de seguridad de metal

Los precintos de seguridad de metal son un gran grupo en sí mismo que reúne a diversos tipos de estos útiles productos como los precintos de cable, los precintos de tornillo y los precintos de bola.

Precintos de tornillo

Los precintos de tornillo se caracterizan por ser de alta seguridad y cumplir con la normativa ISO 17712 para ser aceptado en el aseguramiento de contenedores que se trasportan vía marítima entre puertos alrededor del mundo. Su disposición es muy fácil al poderse cerrar simplemente con las manos. Eso sí, para ser abiertos se precisa de cortadores de pernos.

Además de la trasportación marítima, estos precintos pueden ser utilizados en la transportación de carga terrestre para proteger la mercancía en camiones y remolques. 

Precintos de cable

Los llamados precintos de cable son más flexibles en cuanto a su uso, pues la longitud de su mecanismo de bloqueo o cable se le permite mucha libertad y por eso son empleados para asegurar la carga de camiones y vagones de trenes.

Estos precintos se clasifican como de seguridad o de alto nivel de seguridad según ISO 17712 y tienen como peculiaridad que presentan un mecanismo de bloqueo interno que evita que dicho cable retroceda y pueda ser vulnerado.

De cumplir con la normativa ISO 17712, los precintos de seguridad de cable estarán numerados con impresión laser  en el cabezal y el cuerpo del mismo, ya que este marcado es difícil de eliminar.

Existen 3 tipos de precintos de cables: los precintos de cable de una sola pieza y los precintos de cable de dos piezas y los precintos de cable con llave de instalación giratoria

En los últimos tiempos se está usando con mayor frecuencia los cables no preformado en ambos tipos de precintos de seguridad de alta resistencia.

Instalación de los precintos de cable

Se debe reducir la longitud del cable al máximo para que el mismo quede ajustado de manera perfecta. Luego tire del precinto para activar el mecanismo de cierre.

Inspección y verificación de los precintos de cables 

Se debe chequear el número de serie y otros elementos identificativos después que se instale. Es aconsejable comparar cuidadosamente el precinto que ha sido removido con un precinto de cable nuevo en busca de diferencia que puedan indicar alguna sustitución de los componentes, así como posibles muestras que evidencien manipulación como cambios en la resistencia a la tracción, marcas de herramientas, etc.

Precintos de bola

Los llamados precintos de bola son designados así porque poseen una pieza en forma de bola que asegura el cierre. A grandes rasgos se trata de una cinta de metal o cable que se dobla para formar un orificio que al ser introducido por dentro de una de las piezas del precinto y queda asegurado por una bola.

Los mismos deben cumplir con la normativa ISO 17712 y su uso fundamental es en el aseguramiento de camiones de carga.

Precintos de plástico

Puedes encontrarte 2 tipos de precintos de seguridad de plástico en el mercado que cumplen a la perfección el objetivo para los cuales fueron creados. 

Precintos de seguridad plásticos de longitud variable

Los precintos de seguridad plásticos de longitud variable son muy similares a los precintos de cable y por lo tanto se ajustan a innumerables aplicaciones. Además, estos precintos pueden personalizarse con el logotipo de la empresa u organismo que lo adquiera y como es lógico, presentan mecanismos de seguridad que ayudan a garantizar la integridad de la carga. Algunos de ellos son la posibilidad de imprimir numeración seriada, otros pueden tener un código de barras, impresión láser, etc.

Su uso es muy variado y va desde asegurar bosas de correspondencia a bidones químicos, extintores, etc.

Precintos de plástico de longitud fija

Los precintos de plástico de longitud fija normalmente son más seguros que los anteriores, simplemente por no tener una pieza que se desplace en el interior de otra. Este detalle hace que los mismos sean más fáciles de instalar.

Los precintos de seguridad tipo candado fabricados de plástico clasifican como precintos de longitud fija. Su uso principal es su aplicación para asegurar bienes desplazados mediante trasportación terrestre.

Los sellos que generalmente vemos en medidores eléctricos son precintos de plástico de un solo uso, fabricados con policarbonato. Están especialmente diseñados para resistir la temperatura ambiental y la exposición a un clima de calor y frio extremo.

Precintos de correa

Los precintos de correa son muy versátiles y los mismos son fabricados generalmente de metal o plástico. Los precintos de correa plásticos son un tipo de precinto personalizado con el logo de la marca, además de mostrar una numeración secuenciada en la correa como uno de los mecanismos de seguridad. En algunos casos presentan un mecanismo llamado «ventana de inspección», que sirve para detectar posibles manipulaciones ya que deja visible el mecanismo de bloqueo interno y deja al descubierto las posibles modificaciones en su estructura.

Precintos de correa de la caja de un auto

Por otro lado, los precintos de correa de la caja de un auto son fabricados de acero, pudiendo ser personalizado con logotipo y numerado secuencialmente como el precinto de correa plástico. 

Instalación de los precintos de correa de la caja de un auto

Para su instalación se debe se debe leer las instrucciones particulares de cada marca de auto y al igual que otros tipos de precintos, se recomienda remover el mismo comparándolo con un precinto de muestra e identificando posibles señales de vulneración tales como abrasión, uso de herramientas, etc.

Inspección y verificación de los precintos de correa de la caja de un auto

Como en la mayoría de los precintos de seguridad, se debe verificar y registrar la numeración seriada de cada uno y las demás características identificativas.

La correa debe tener rotación libre en el cuerpo y se debe girar para probar su resistencia. También se debe comparar la superficie del precinto removido con uno de muestra, para comprobar que coincidan el tipo de material, colores, etc.

Como normativa se debe romper primero la correa antes de sacar la misma del cuerpo del precinto y luego se inspeccionará y comparará con la muestra.

Precintos de candado

Estos precintos son muy parecidos al candado común que todos conocemos. Se trata de una pieza en forma de arco o aro que al ser introducida en el cuerpo del precinto queda fijo, activando el mecanismo de bloqueo.

Los precintos de candado son fabricados enteramente de plástico, metal, o combinando los dos materiales. 

Su uso es muy variado y abarca desde los servicios de catering de los aviones, las bolsas de correspondencia, cajas de alimentos, etc. Además, comúnmente se le añade numeración seriada o códigos de barras para una mejor garantizar una mejor seguridad, como también lo vemos en muchos precintos.

¿Cuándo se deben utilizar un precinto?

Para saber cuando se deben utilizar un precinto o simplemente usar un candado, debes tener claro una serie de condiciones que hacen que los primeros sean casi una obligación.

  • Si ya se detectó una violación anterior y se pretende implementar una contramedida precisa que evite que vuelva a suceder.
  • Cuando el uso de precintos es una normas de seguridad documentada de una organización o empresa.
  • Si existe alto riesgo de hurto por parte del personal interno y/o externo no autorizado.

El uso de precintos de seguridad debe estar acorde con un programa integral de seguridad que generalmente puede constar de múltiples componentes como el control de acceso, iluminación, circuito cerrado de televisión, etc., lo que le garantiza un máximo nivel de confianza y deja establecida múltiples capas de protección.

Si dicho programa integral se ejecuta correctamente, puede fallar alguno de sus componentes y los otros continuarán brindando una seguridad apropiada hasta que el componente dañado sea sustituido o reparado. 

Para que un programa de control de precintos de seguridad sea efectivo debe incluir los siguientes componentes: 

  • Adquisiciones 
  • Almacenamiento 
  • Responsabilidad 
  • Instalación 
  • Inspección 
  • Respuesta a las anomalías de precintos 
  • Retiro e inspección 

¿Qué es mejor usar, precintos o candados y cerraduras?

Hay una serie de circunstancias donde es mejor usar precintos de seguridad en vez de candados o cerraduras. En general los candados no ofrecen garantías de ser invulnerables y mucho menos de dejar constancia de acceso no permitido, al menos que sea una cerradura de alta seguridad. Pero hay muchos otros aspectos en los que un precinto resulta más útil que un candado.

  • Un candado o cerradura violentada puede ser fácilmente reemplazable. Además, carecen de números de serie o marcas de identificación únicas, lo que evita que se conozca a ciencia cierta su manipulación o ultraje.
  • Las cerraduras con claves de acceso o candados de combinación necesitan en muchos casos un sistema de control de clave complejo y poco económico, que puede provocar que múltiples personas tengan acceso a la misma creándose una vulnerabilidad evidente.
  • En el caso de operaciones portuarias o cualquier tipo de operación con la mercancía transportada, los precintos permiten agilizar el proceso, incidiendo positivamente en los costes.
  • En las cargas aéreas y el envío de paquetería donde el peso es un factor que determina el precio a pagar, el precinto tiene un amplio protagonismo por resultar más livianos y de menor tamaño.
  • De forma general los precintos de seguridad son más económicos que los candados y cerraduras.
  • Los candados y cerraduras no dejan evidencia de manipulación como si las deja un precinto de seguridad que cumple con todas las normativas correspondientes.
  • Existen precintos especializados que resisten las condiciones ambientales extremas, así como la corrosión a la que sucumbe muchas cerraduras y candados.

Clasificación de los precintos de seguridad

Los precintos de seguridad son dispositivos destinados a proveer, para una gama infinita de mercancías y productos, la garantía de intangibilidad y de la trasportación a salvo. Existen muchos tipos de precintos de seguridad y los mismos están clasificados según el uso que se le dé, sus características, o el material del que están fabricados. 

Pero lo cierto es que su uso es imprescindible hoy en día y son muchas las empresas españolas que demandan gran cantidad de artículos, para de esta forma también contribuir al marketing y el branding de la empresa, ya que los diseños de los mismos son cada vez más llamativos y memorable para sus clientes, lo cual ayuda muchísimo en sus estrategias corporativas. 

Si usted que lee este artículo es de los que buscaba los mejores precintos de seguridad, continúe leyendo para que conozca como comprar precintos de mejor calidad y al mejor precio del mercado.

Clasificación de los precintos de seguridad 

Clasificación de los precintos de seguridad según su uso

Los precintos de seguridad tienen diversos usos. La finalidad para la que están destinados es uno de los elementos que hacen que se clasifiquen en uno u otro grupo. Veamos los tipos de precintos de seguridad y usos más frecuentes, para que de esta forma le sea más fácil su elección en caso que aun no le quede del todo claro.

Precintos para Transportación.

Son los usados para atar, asegurar, o acomodar las cargas, de manera que no sufran daños durante su traslado. Podemos citar, a modo de ejemplo, los precintos que se aplican a los contenedores de cargas marítimas, a los vagones de ferrocarril, y a los embalajes de cargas aéreas

Estos precintos para transportación no solamente garantizan la inmovilidad de los cargamentos, sino que impiden su derrame, contaminación, o sustracción, evitándose así los daños al producto en sí y los que supondría la pérdida o esparcido de ciertas sustancias riesgosas. Piénsese, por ejemplo, en sustancias químicas, radioactivas, o en material biológico. 

Precintos de Garantía.

Los precintos de garantía son los que se aplican para avalar que cierto contenido es nuevo y no se ha usado. Brinda una seguridad de pureza, de no adulteración. Un ejemplo de estos son los sellos que se colocan en las bombonas o botellones de gas, y a las vacunas u otros productos médicos y farmacológicos.

Precintos Anti-robos o Anti-manipulación.

En este caso, nos referimos a los precintos tipo candado. Los precintos anti-robos o anti-manipulación son aquellos que se instalan para impedir el acceso un lugar o objeto. Ejemplificamos con los que se usan en los equipos de metrología, tales como en los contadores de consumo de agua, que se colocan después de cada lectura; y los precintos usados en el sellado de bolsas de dinero en efectivo. 

Estos son los precintos que normalmente se usan para objetos o mercancías de alto valor, tales como joyas, metales preciosos, obras de arte…

Suelen ser pequeños y medianos, pero de gran resistencia. 

Sin embargo, hay precintos de este tipo más grandes, cuando son aplicados para cerrar el acceso a un lugar determinado. Comúnmente tienen forma de cinta o de barrera, son livianos, para una fácil colocación, pero muy fuertes, de modo que la violación del acceso conlleva a la destrucción forzosa del precinto, quedando así la evidencia de la infracción. Son, además, fabricados con materiales adecuados para la recolección de huellas u otros vestigios dejados por el quebrantador. 

Precintos Identificadores o Indicativos.

Se trata de precintos con un fin que va más allá de la protección. Tienen la función de identificar o contabilizar. Estos precintos identificadores o indicativos tienen marcas para ese fin, que pueden ser texto, números, código de barras, etcétera. 

Según el tiempo que el precinto va a estar colocado, o las condiciones del entorno a que estará sometido, pueden fabricarse con marcas indelebles, inmunes al borrado total o la legibilidad defectuosa.

También tenemos los precintos identificativos en blanco, que se acompañan con el dispositivo anexo para marcarlos, de modo que el usuario puede elegir o diseñar el tipo de marcado de su preferencia. 

Este tipo de precintos es sumamente útil a la hora de contabilizar artículos, colocándose en orden numérico consecutivo, de modo que la falta de un ítem es fácilmente detectable. Así mismo para la clasificación, lo que hace más viable el transporte y el almacenamiento.