Imprenta Colroprinter

Proceso de crear una web

¿Quieres más información?

manchitas imprenta

Estás buscando diseñadores web. O es posible que busques programadores web. O gestores web… Incluso es posible que aún no sepas lo que buscas y te asalten mil dudas.

Lo que sí está claro es que quieres un sitio web, que estás dispuesto a pagar por ello y que necesitas un precio justo. No quieres pagar poco a cambio de algo de mala calidad pero, por supuesto, tampoco quieres pagar de más. Hay tantas ofertas diferentes y precios tan dispares que dudas ya de todo.

Pues aquí lo primero que vas a encontrar es información util. Para que, contrates tu diseño web con nosotros o lo contrates con terceros sepas lo necesario para que no te engañen.

Tener un sitio web es una odisea y quien diga lo contrario está mintiendo. Tener una página web no es un acto, es un proceso, una web nunca está acabada, siempre hay cosas que mejorar tanto a nivel técnico como de diseño o de contenido. Pero nos vamos a centrar en la primera parte, en tener una web activa y funcional al menos para comenzar.

Estos son los 15 pasos a seguir para lanzar tu web al público:

Dominio

El dominio es el nombre de tu sitio. Es el www.colorprinter.es que identificará la web de tu negocio (en el ejemplo nuestro dominio). El primer paso es comprobar que esté libre y contratarlo. Hay que decidir qué extension usar: .fr .es .eu… para ofrecer los servicios o productos a unos territorios definidos, un .com o .net permite decidir dónde vender pero al mismo tiempo permite mayor expasión. Y los nuevos dominios tipo .tienda .home .app .top… también pueden estar bien, están menos vistos pero la gente se va acostumbrando.

Hosting

Quizás ya lo sepas, pero una web debe estar alojada en algún equipo para que cualquier usuario que quiera verla a través de internet acceda a ella rápido y a cualquier hora. Esa es la tarea del hosting. Hay cientos de opciones, con miles de planes, con cientos de miles de opciones y con precios muy dispares. No sabes qué tipo de hosting necesitas ni las características que precisa tu proyecto. 

DNS

Ahora hay que unir dominio y hosting. Las DNS configuran el dominio para que cuando alguien lo escriba llegue al hosting y muestre el sitio web. No es una tarea complicada, pero hay que hacerlo bien, sobre todo para evitar suplataciones de identidad y para configurar los servicios de correo electrónico con seguridad.

Gestor de contenido

Llega el momento de instalar un CMS. Lees sobre las opciones y encuentras Prestashop, WordPress, Joomla, Magento… Hay opiniones a favor y en contra de todos ellos, pero si podemos decir algo en claro es que cualquiera es válido para hacer tu web. Si nos guiamos por la cantidad de usuarios de cada CMS, WordPress se lleva el 60% del público es gratuito y tiene una comunidad enorme, por esos motivos nosotros trabajamos también con WordPress.

Temas

El CMS te permite crear la web, pero quieres personalizarla y necesitas un tema adecuado. Hay algunos gratuitos y otros premium. Actualmente existen varios con editores visuales que facilitan y mucho la personalización. En nuestro caso también nos decidimos por el tema más usado en WordPress a nivel global: Divi. Pagas la licencia anual y lo instalas. 

Añadir funciones

Surgen nuevos problemas. Además de tener una web quieres que ésta tenga funciones adicionales. Que sea multiidioma, que sirva de tienda online, que permita realizar reservas, tablas o calculadoras de precios, que permita domiciliar pagos… y nada de eso está incluido por defecto. Ahora toca ampliar las funciones con plugins o herramientas de terceros, pagar licencias por cada una de ellas o elegir algunas gratuitas. Incluso es posible que pasado un tiempo haya que cambiar a otra herramienta porque la que se usa quede obsoleta o surgan otras mejores.

Correo

Este punto puede sergir ahora o quizás surgió antes. Pero necesitas tener un correo electrónico corporativo, usando tu dominio. La mayoría de hostings incluyen servicio de correo, eso sí con muchas limitaciones y sin esperar una plataforma muy visual o intuitiva. Si cae el servicio de la web también cae el del correo y eso es malo, pero si queremos un servicio externo con garantía también debemos pagarlo a Google, Microsoft, Zoho… 

Diseño

¿El tema contratado tiene plantillas? Si es Divi sí las tiene, modificar fotos, textos, cambiar el orden de los bloques y demás cambios sencillos son intuitivos y los podrás hacer sin problemas, pero cambios más avanzados y que hagan tu web más personalizada llevan más tiempo, aunque hay tutoriales que explican todo eso punto por punto en Youtube.

Contenido

Redactar textos, seleccionar y editar fotografías y vídeos, elegir iconos, enlazar redes sociales… Toca trabajar todo el contenido de la web, son muchas cosas y si es una tienda online el trabajo aún puede multiplicarse por mucho más según la cantidad de productos. Además deberías comprobar que no copias textos ni imágenes de otras webs o que son de uso libre.

Pruebas

¿Todo funciona correctamente? Los menús, formularios, botones y todos los elementos con los que se puede interactuar en la web deben funcionar bien, y si no es el caso hay que corregirlos. Este punto se hace durante toda la vida de la web. Siempre hay algo que mejorar o corregir.

Redes sociales

La web no termina en tu propio sitio web, también debes crear y gestionar perfiles en redes sociales para ser más accesible y dar transparencia a los usuarios. Facebook, Linkedin, Instagram, Twitter… decide en cuáles están tus potenciales clientes y trabaja tus perfiles.

Tráfico

Tienes una web pero no entra nadie. Ahora tenemos un nuevo problema, todo lo que hemos hecho ¿no sirve para nada? Sí sirve, al menos quien conozca el nombre de tu negocio tendrá una web que visitar y esto aumenta la imagen de tu marca, pero quieres también recibir tráfico de usuarios que buscan tus servicios pero no te conocen aún. Es momento de crear una estructura de enlaces, optimizar contenido, estudiar a la competencia… el SEO es una de las formas de conseguirlo, pero también hay otras estrategias de marketing en redes sociales o de pago para conseguir visivilidad.

Volver a empezar

Cambias de servidor de correo y vuelves a configurar las DNS, recibes más tráfico y necesitas actualizar a un plan superior el hosting, cambias el diseño, el contenido, amplias funcionalidades, mejoras las redes sociales y sigues queriendo atraer más y mejor tráfico. Las tendencias cambian y el diseño que tenías merece una renovación o puede que una herramienta por la que incluso pagaste ya no esté disponible porque sus desarrolladores cerraron, hay que comenzar de nuevo en todos o en algunos de los puntos anteriores.