PUBLICAR LIBRO DE HISTORIA

¿Estás pensando en publicar un libro de historia? En este artículo vamos a contarte los distintos aspectos que debes considerar antes de publicar tu libro de historia o ficción histórica.

Colorprinter Editorial autopulicación

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de publicar tu libro de historia?

Antes de ponerte a enviar tu libro de historia a las editoriales o invertir dinero en autopublicarlo, es importante que hagas un análisis del mercado y el público al que te diriges.

Busca los libros históricos más vendidos actualmente, observa qué tienen en común con el tuyo y qué novedades aportas, esto es fundamental, ya que a la hora de enviar tu libro a una editorial, valorarán el hecho de que describas brevemente lo que hace diferente a tu libro.

Analiza lo qué cosas les gusta a tu público y cuáles no, esto te ayudará a ver si tu libro encaja en el mercado y qué aspectos puedes mejorar antes de publicarlo.

Muchos escritores y escritoras de libros históricos cometen el error de no hacer un estudio de mercado previo y después se encuentran con dos situaciones muy comunes:

  • Han enviado su libro a varias editoriales y todas lo han rechazado
  • Han decidido autopublicar su libro, asumiendo el coste de la impresión y han acabado con un montón de libros que no se han vendido.

A continuación vamos a comentarte los 6 aspectos más importantes que debes observar antes de lanzarte a publicar libro de historia

1. Encuentra los best sellers de libros de historia

¿Cuáles son los títulos más vendidos dentro de tu mercado? Encuentra libros que sean similares al tuyo y analízalos en profundidad para ver qué puedes aprender de ellos.

Cuanto más específico sea tu nicho o subgénero más fácil será definir tu público objetivo y más fácil será conocerlo en profundidad.

La lectura de libros de historia, tanto real como ficticia, están en auge. Lo que te garantiza que el interés por este tipo de manuscrito.

Publicar libros de historia

2. Analiza las portadas

Quien dijera aquello de que no debemos juzgar a un libro por su portada desde luego no se dedicaba a vender libros.

La portada de tu libro es lo primero que ven tus potenciales lectores y es la primera oportunidad (y a veces la única) que tenemos para captar su atención y hacer que se interesen por nuestro libro.

Una vez que ya has encontrado cuáles son los libros más importantes de tu mercado, fíjate en todos los detalles de sus portadas.

Probablemente sean portadas muy atractivas, diseñadas especialmente para captar el interés del público al que se dirigen.

No tienes que copiar estas portadas, pero si es importante que observes con detenimiento qué tienen en común y extraer qué aspectos debes de tener en cuenta a la hora de diseñar tu portada.

Estudia estos detalles:

  • Colores que se utilizan
  • Tipografías
  • Imágenes
  • Tamaño y posición de los textos en la portada
  • ¿Qué emociones te trasmiten?

Todos estos detalles te ayudarán en el diseño de la portada de tu libro de historia.

Libro de historia don Quijote

3. La importancia del título de tu libro de historia

El título que le des a tu obra es un aspecto crucial que puede jugar en tu favor o en tu contra.

Echa un vistazo a los títulos de los libros más vendidos de tu sector y estudia qué tienen en común todos ellos.

¿Qué detalles encontramos al analizar el título de los best sellers? Que son títulos sencillos y fáciles de recordar

¿Por qué es importante tener en cuenta todo esto? Porque hoy en día, la publicidad más eficaz sigue siendo el boca a boca y por lo tanto, querrás que tu lector se acuerde del título de tu libro con facilidad.

Seguro que más de una vez te ha ocurrido que has leído un libro que te ha fascinado y cuando le comentas a alguien que has leído un libro que te ha encantado resulta que no recuerdas el título. No querrás que pase eso con tu libro ¿Verdad?.

4. Estudia las descripciones de los libros más vendidos

Las descripciones son como cartas de venta breves que ayudan a los posibles lectores a decidir si quieren leer un libro o no.

¿Qué tienen en común los libros más vendidos? Sus descripciones ayudar a crear interés y curiosidad en el lector desde el primer momento.

Mira las descripciones de los libros de historia que triunfan en el sector, comprobarás que basta con leer la descripción para empieces a querer saber más.

Observa con detenimiento qué palabras y frases utilizan y que crees que ayudan a atrapar al lector y utilízalas a la hora de escribir tu propia descripción.

5. Lee las reseñas de los lectores en tu mercado

¿Qué es lo más importante para que un libro de historia tenga éxito? Que guste a los lectores. Su opinión es muy importante si queremos crecer y corregir nuestros errores.

Este es el paso más importante en el proceso de investigación de mercado.

Si no escuchas a tus lectores para averiguar qué les gusta y qué no les gusta de los libros de tus competidores, es probable que cometas los mismos errores de siempre y tu libro fracasará.

Utiliza un cuaderno para tomar notas de todo lo que encuentres.

Es importante que leas todas las reseñas de los libros similares al tuyo en el mercado. Cuantas más reseñas leas, más datos tendrás y mejor entenderás a tus lectores ideales.

Si no haces bien este proceso de investigación de mercado, te perderás información importante que podría suponer una gran diferencia en tus ventas.

A medida que leas estas reseñas, descubrirás que hay patrones en lo que a la gente le gusta y no le gusta. Presta atención a estos patrones.

Si un lector de entre 20.000 menciona un problema, puede ser sólo una casualidad. Pero si docenas de lectores mencionan el mismo asunto o problema, es que hay algo importante. Presta atención a los temas clave que los lectores mencionan en las reseñas de libros.

Saber qué quieren tus lectores te permite editar tu historia y corregir muchos errores que pueden pasarte factura después de haber publicado el libro.

La mayoría de los autores inteligentes acaban reescribiendo y editando su libro después de pasar por este proceso de estudio de mercado.

La lectura de las reseñas puede ayudarte a identificar las lagunas del mercado que puedes cubrir, lo que te permitirá posicionar tu libro de forma única en el mercado.

Cuanto más único sea su libro sin dejar de transmitir un mensaje convincente a los lectores, más probable será que éstos lo compren.

Hacer un estudio de mercado te permite ver el mundo a través de los ojos de sus lectores. Al entender lo que tus lectores quieren y necesitan, podrá servirles mejor que otros autores que no hacen este tipo de investigación.

Si ofrece más valor y das a tus lectores más de lo que quieren, venderás más libros.

6. Investiga a los autores de éxito para pulicar libro de historia

Si quieres tener éxito con tu libro de historia, tienes que estudiar a los autores y autoras exitosos.

¿Cómo conectan con su público? ¿Qué canales de comunicación utilizan? ¿Son activos en redes sociales? ¿Tienen un sitio web personal o un blog? ¿Hacen vídeos en Youtube? ¿Tienen un podcast?

No es cuestión de copiar lo que hacen o no hacen sino de buscar esos detalles que los hacen ser exitosos y ver la manera en la que puedes aplicarlos para tu beneficio.

Autor libros de historia

¿Por qué autopublicar tu libro de historia?

Hoy en día, los autores y autoras que sueñan con ver publicado su libro no dependen de ser aceptados por una editorial tradicional, pueden autopublicar su libro de historia.

Autopublicar tu libro supone tener un control sobre todos los aspectos, desde el diseño de la portada hasta encargarse de la publicidad y la promoción.

En la editorial tradicional, los autores solo se dedican a entregar su obra y es la editorial la que se encarga de todo el proceso y a cambio, el autor recibe una parte mínima de los beneficios de cada libro que se venda.

En ocasiones, toca esperar muchos meses para recibir respuesta de una editorial y todo para leer un «lo sentimos mucho».

Además de esto, una vez que acepten tu libro, tardarás en verlo publicado entre 6 meses y un año, dependiendo de la editorial.

¿Y cuando recibes los beneficios de tu libro? Una vez o dos meses al año, por lo que tendrás que tener otra fuente de ingresos mientras te llega el cheque de los royalties.

Si quieres vivir de tu pasión por la escritura, la autopublicación es una opción a tener en cuenta.

Tienes que realizar una inversión inicial para la impresión de tu libro y ser tú quien te encargues de la distribución y la publicidad pero a cambio:

  • Puedes publicar tu libro en cualquier momento, sin depender de la decisión de una editorial y su calendario
  • Recibes un beneficio muy superior por cada libro que vendas
  • Los derechos de tu libro son completamente tuyos

¿Quieres publicar tu libro de ficción histórica?

Autopublicar un libro puede ser un auténtico desastre si no se cuenta con la ayuda adecuada.

¿Te gustaría vivir de tu pasión por escribir? En Colorprinter Editorial queremos que hagas realidad tu sueño.

Ponemos a tu disposición un equipo de expertos profesionales que te acompañarán y te asesorarán durante todo el proceso de publicación de tu libro, desde el diseño y la maquetación hasta la distribución y marketing.

Contacta ahora con nosotros y cuéntanos tu historia. Descubrirás cómo puedes hacer mucho con muy poco y acercarte un poco más a tu meta de ser un autor o autora de éxito.

Colorprinter Editorial autopulicación

Solicita Asesoría GRATIS

Si quieres consultarnos sobre la publicación y autopublicación y quieres que un asesor de nuestro equipo se ponga en contacto contigo para ayudarte mejor, rellena este formulario.

Estamos aquí para guiarte paso a paso desde el principio al final para publicar libro de historia. Contacta sin compromiso y cuéntanos tu historia.

    Nunca te llamaremos para venderte nada. Tus datos solo los usaremos para atender tu solicitud de asesoría.

    3 errores que cometen los escritores al escribir su libro de ficción histórica

    Escribir ficción histórica suele ser un proceso fascinante, inspirador y estimulante, pero a veces también puede parecer un desafío.

    Nada puede aterrorizar más a un escritor de ficción histórica que la idea ineludible de que algo, en algún lugar de su manuscrito, puede ser históricamente inexacto.

    Vamos a comentarte 4 errores muy comunes a la hora de escribir ficción histórica que cometen la mayoría de los escritores.

    Mucha historia y poco argumento

    Si has pasado meses -a menudo años- sumergiéndote en el período histórico que has elegido para tu novela, investigando todo, desde las modas predominantes hasta la forma en que la gente iba al baño, sin duda sentirás la abrumadora necesidad de compartir todo lo que sabes con tu lector.

    Pero hay que ser realista.

    La verdad es que el 90% de los detalles que descubras en el curso de tu investigación histórica no deberían utilizarse nunca en tu novela.

    Si lo ignoras, la historia acabará ahogando el relato. Aunque los lectores de ficción histórica quieren sumergirse en un mundo histórico auténtico, recuerde que lo que buscan en última instancia es una historia, no un libro de historia.

    Esto significa que debe desplegar sus conocimientos de forma selectiva en lugar de volcar todo lo que sabe en la página.

    Una buena manera de abordar esta cuestión es integrar la historia de forma fluida. Por ejemplo, es mejor mostrar al lector el tipo de armas que se utilizaban en la época en una escena de batalla que forma parte de la trama, en lugar de que el protagonista haga un viaje al azar a la armería para inspeccionarlas.

    Personajes históricos, mentalidad del siglo XXI

    Los antiguos romanos pensaban que estaba bien ver a los gladiadores luchar hasta la muerte, el papel de Europa en el comercio de esclavos era considerado moralmente aceptable por muchos en aquella época, y las actitudes sobre la raza y el género han evolucionado mucho en los últimos cien años. En el pasado, la gente tenía diferentes valores, opiniones y normas arraigadas.

    Muchas de ellas se considerarían retrógradas hoy en día, y algunas francamente odiosas.

    Entonces, ¿cómo podemos crear personajes que sean históricamente precisos sin alienar o frustrar a los lectores modernos?

    A veces, los escritores de ficción histórica van demasiado lejos en una dirección, o bien se exceden y hacen que todos sus personajes sean irrealmente progresistas, o bien no muestran ningún sentido de matiz o sensibilidad en su representación de estos temas.

    Al abordar esta cuestión, lo primero que hay que decir es que no todos los personajes históricos se ajustaron a las creencias predominantes de su época.

    Aunque la trata de esclavos pudo ser considerada aceptable por muchos, un grupo de presión se opuso a ella y acabó convirtiendo a la mayoría a su causa. Hubo voces progresistas en el pasado en cuestiones de raza y género, al igual que las hay ahora.

    Es legítimo incluir personajes cuyas opiniones contradicen las opiniones predominantes de su época, o cuyas vidas no encajan en el molde común, siempre que haya una base para ello en la historia, y a menudo la hay. Esta es, sin duda, una forma de evitar el problema, siempre y cuando no se conviertan todos los personajes en poco convencionales y siempre que los personajes poco convencionales parezcan claramente inusuales en el mundo de la historia en general.

    Por supuesto, la mayoría de la gente seguía teniendo opiniones y viviendo vidas típicas de su época.

    Mi consejo es que muestres sensibilidad, pienses cuidadosamente en el uso del lenguaje y elijas tus batallas. Si eres respetuoso, matizas tu enfoque y has investigado, la mayoría de los lectores apreciarán la autenticidad de tu descripción. Publicar libro de historia será un éxito.

    Exceso de rigor y precisión

    Es comprensible que los escritores de ficción histórica se centren en la exactitud histórica. La mayoría de las veces, esto es algo bueno y ayuda a evitar errores. Sin embargo, si se vuelven demasiado miopes o inflexibles, puede surgir un problema diferente: demasiada precisión.

    Está claro que la mayoría de los lectores no querrían leer una novela histórica en la que todos los diálogos estuvieran escritos en castellano antiguo. Si escribieras un libro así, estarías llevando la precisión demasiado lejos. Sin embargo, los lectores tampoco quieren que sus diálogos suenen modernos.

    La respuesta es un concepto llamado autenticidad histórica, que a menudo se aleja de la estricta exactitud histórica. Significa crear la sensación de exactitud sin imponer necesariamente al lector toda la realidad.

    Esto es especialmente importante cuando se trata del lenguaje. En el caso de los diálogos históricos, el truco consiste en evitar palabras y frases que suenen demasiado modernas, centrarse en el uso de palabras neutras que se sientan más o menos a gusto tanto en la época actual como en épocas anteriores, e incluir algunas palabras y frases arcaicas -aunque compresibles- aquí y allá para dar al lector una buena sensación de la época.