Tarjetas y tarjetones

Encuadernación fresada al imprimir libros

La encuadernación fresada recibe este nombre porque durante el proceso de encuadernado el lomo del libro se fresa, es decir, se raspa produciendo pequeñas hendiduras en el papel que servirán para que en el proceso posterior de encolado, la cola penetre con más facilidad uniendo con más fuerza las hojas del bloque (tripa), así como el bloque con la cubierta.

La encuadernación fresada PUR es una variante de la fresada en la que se utiliza cola PUR, mucho más resistente que la cola EVA convencional.

El coste es más bajo que el de un libro encuadernado en tapa dura o en rústica cosida, y si se utiliza cola PUR se consigue una resistencia y durabilidad similares a las de la rústica cosida, aunque lógicamente, la protección del bloque de hojas es menor que en un libro encuadernado con tapa dura. El tiempo de producción es similar al de la rústica cosida, pero inferior a la tapa dura.

Encuadernación en Wire-o. Imprimir cuadernos o libros.

Es un tipo de encuadernación metálica que, pese a tener un costo superior a la encuadernación en espiral, aporta mayor funcionalidad al producto y que puede ser montada rápidamente.

Posee una alta resistencia y según la cantidad de páginas se podrá personalizar su diámetro así como su color, aunque suele ser habitual el color negro o blanco.

Imprimir libros espiral

Encuadernación de libros en Espiral.

Encuadernación en forma de anillado que se le introduce el espiral por pequeños orificios situados a lo largo del lomo.

La encuadernación con espiral o encuadernación con anillas es muy recomendada para encuadernar revistas, encuadernar libros de cocina, encuadernar guías y otros artículos.

Si lo que necesitas imprimir tiene un formato de cuaderno, nuestros libros impresos con anilla metálica son la opción que estás buscando.

Ya sea que necesites libros para estudio, cuadernos o cuadernillos, este tipo de encuadernación permite un gran volumen de páginas.

Siempre tenemos la elección de seleccionar anillas en blanco o en negro, así se integra mejor con el propio diseño.

Tarjetas y tarjetones

Libros con Encuadernación en tapa dura

Entre los diferentes tipos de encuadernación, los libros con encuadernación con tapa dura es una de las más reconocidas.

Con Colorprinter puedes imprimir tus libros tanto en blanco y negro como a imprimir libros a color y los encuadernamos en tapa dura, otorgándole un acabado de gran calidad.

Para libros en tapa dura podemos trabajar desde muy pocas unidades y hacer que tu impresión de tu libro de tapa dura sea realmente económico.

La principal diferencia respecto a la encuadernación en rústica es que en este caso la cubierta no es solamente un papel de mayor grosor sino que está formada por diversos elementos:

  • Cartón rígido: Es la base de la cubierta y su grosor es de entre 2 y 2,5 mm.
  • Forro: Recubre el cartón por la parte exterior. Se suele plastificar a fin de proteger la impresión durante el proceso de encuadernación.
  • Guardas: recubren el cartón por la parte interior. Se trata de dos piezas dípticas diferentes: la primera une el cartón con la primera página del bloque de hojas, mientras que la segunda une el mismo cartón con la última página del bloque.

Tenemos una gran especialización en libros impresos con encuadernación con tapa dura. Al comunicarse, nuestro equipo lo atenderá de inmediato y quedará complacido por su rentabilidad y calidad.

Imprimir libretos o revistas. Encuadernación Grapada

Tipo de encuadernación muy común en revistas, libretas y catálogos.

Su ventaja radica en su sencillez y rentabilidad. Sólo deben colocarse las grapas en el sitio donde estará el lomo del libro.

La encuadernación grapada es muy útil hoy en día.

Impresión de libros. Encuadernación cosida

La encuadernación cosida se caracteriza porque los diferentes pliegos que formarán la tripa del libro no se cortan, como en el caso de la rústica fresada, sino que se alzan secuencialmente formando bloques de interior completos que a continuación se cosen entre ellos.

Esta operación de cosido con hilo de los diferentes pliegos le confiere al libro una gran resistencia y durabilidad. Tras el cosido, la cubierta se adhiere con cola a la tripa, quedando el ejemplar acabado.

En este caso el coste es ligeramente superior al de un libro con una encuadernación rústica fresada, aunque inferior a un tapa dura. Por el contrario, la resistencia y durabilidad son superiores a la rústica fresada pur. El tiempo de producción en este caso es parecido al de un libro en pur, e inferior al de un libro en tapa dura.