Primera Imprenta

¿Cómo imaginar un mundo sin libros impresos?

El hombre actual tiene la imperiosa necesidad de comunicarse por escrito y para nadie es un secreto que «el libro´´ ha sido un eslabón imprescindible para el desarrollo cultural de la humanidad

Desde el surgimiento de la primera imprenta, hasta hoy en día con técnicas de impresión modernas, la producción masiva de literatura se ha multiplicado exponencialmente y hace mucho que los libros han dejado de ser objetos artesanales escrito por encargo para convertirse en un elemento importante para descentralizar la cultura

Increíblemente con la llegada de la digitalización los libros se siguen imprimiendo por millones y su labor fundamental de divulgar el saber continúan vigente aún con los avances tecnológicos.

¿Quién inventa la primera imprenta?

La historia es inconcebible sin la imprenta que aceleró el proceso de copiado y le dio acceso a las masas al conocimiento en poder de unos pocos.  

El invento de la imprenta no es obra de alguien en particular que lo haya hecho todo por sí mismo, pero a Johannes Gutenberg se le debe conceder el mérito de ser el primero en encontrar una forma factible de imprimir libros en serie

Fue Gutenberg quien construyó un artefacto que logró fundir las letras metálicas que usaron en la impresión en sus primeros libros. Este herrero alemán es considerado por muchos el creador de la primera imprenta y desde muy joven se destacó por su  gran capacidad inventiva. 

Era conocedor de los secretos del delicado arte de fundir oro y trabajó como herrero para el obispado de su localidad. Estos conocimientos permitieron que perfeccionara los métodos de impresión existentes hasta ese entonces e hizo el gran aporte de fundir en metal cada una de las letras del alfabeto por separado. Además, plantea un método para colocar una a continuación de la otra. Con este sistema se podían componer más rápido las páginas y reutilizar los moldes para preparar otras, es por esto por lo que a Gutenberg se le reconoce universalmente por el inventor de la primera imprenta.

Primera imprenta del mundo

La historia documenta que la primera imprenta del mundo inicia su desarrollo antes de la época de Gutenberg. El conocimiento papel y la expansión del budismo influyeron en el desarrollo de la imprenta en China

En aquella época se tallaban las palabras y las imágenes en bloques de madera embebidas con tinta y posteriormente se presionaba el papel sobre dichos bloques. Cada bloque en sí mismo constituía el molde para una página completa.

En ese contexto se imprimieron los primeros textos que se tenga noticia. Aún se conserva un antiguo amuleto budista ordenado imprimir por la emperatriz Shotoku en el 768 de nuestra era que fue realizado con la técnica china descrita anteriormente.

Un siglo después se imprime el Sutra del Diamante, un texto budista impreso sobre un rollo de unos 5 metros.

¿Cómo funcionaba la primera imprenta?

Antes de la creación de la imprenta, los libros y los documentos se producían de forma manuscrita y eran encargados a monjes y frailes. Sin dudas constituía un trabajo duro y sobretodo lento, por esta razón nace una nueva forma de transmitir el conocimiento, el libro impreso y con el libro impreso la imprenta tipos móviles que es uno de los inventos que marcó un antes y un después en la era moderna. 

Gutenberg apuesta ser capaz de reducir a la mitad el tiempo para hacer varias copias de la Biblia con un sistema simple pero efectivo. Se trata de elaborar pequeñas placas con una letra o signo en relieve para realizar los textos. 

Posteriormente se construían varios modelos de la misma letra para hacer coincidir todas entre sí. La máquina que se utiliza para transferir la tinta desde la plancha de impresión a la página impresa se denomina prensa. 

Las primeras prensas eran hechas con tornillo y transmitían una presión controlada al molde, que se colocaba hacia arriba encima de una superficie plana. Por su parte, el papel generalmente quedaba humedecido y se presionaba contra los tipos con ayuda de la superficie móvil.

Primera imprenta en España

La ciudad de Zaragoza tiene el privilegio de ser el lugar donde comienza la historia de la imprenta en España en el año 1473, aunque también se cree que algún tipógrafo pudo llegar a España después del saqueo y el incendio en la ciudad de Maguncia en 1462. 

En 1474 se imprimió en Valencia «Les troves en lahors de la Verge María´´ que es el primer libro impreso en España.

Los reyes católicos le dieron la facultad a Teodorico Alemán de no pagar impuestos por sus inventos y su arte para hacer libros de molde y fue nombrado impresor de libros de molde del reino en el año 1477.

Se conoce que desde el año 1485 le expansión de la imprenta en España se hizo notable y hay evidencia de ella en ciudades como Barcelona, Sevilla, Lérida, Burgos, Mallorca, Salamanca, Santiago de Compostela, Pamplona y muchas otras ciudades.