El inventor de la imprenta

Una pregunta que muchas veces surge cuando pensamos en la utilidad de la lectura para el conocimiento de la humanidad es quién invento la imprenta.

En la actualidad imprimir un libro no es tan complejo como en otras épocas, ya que se han desarrollado tanto técnicas como máquinas especializada que facilitan mucho ese trabajo. Durante el siglo XIV se desarrolló una forma muy básica de impresión que consistía en letras o imágenes cortadas en bloques de madera. Este bloque se sumergía en la tinta y finalmente se presionaba y se estampaba el papel.

Pero…

¿Quién invento la imprenta?

En este artículo te invito a un fascinante viaje que te permitirá enriquecer tus conocimientos y saborear la historia de la imprenta, sus inicios, y por supuesto, quién fue el hombre que revolucionó esta extraordinaria invención.  

¿Quién inventó la imprenta moderna?

En fecha tan temprana como el año 1440 se considera que se inició la impresión en serie y tal hecho se le atribuye de manera oficial la invención de la imprenta al alemán Johannes Gutenberg, conocido como “Padre de la Imprenta”.

Lo curioso de este hecho es que Johannes Gutenberg era un simple herrero natural de una región alemana llamada Maguncia, pero se las ingenió para concebir uno de los descubrimientos más importantes de la historia.

¿Qué aportó Gutenberg a nuestras vidas?

El impacto de la invención de Gutenberg fue considerable. Al comienzo las clases más influyentes miraron con cierto desprecio su obra, pues para ellos los libros realizados manualmente  eran un signo distintivo de lujo y distinción, y no querían aquellos nobles libros más baratos en manos de toda la población. 

Por lo tanto, los primeros textos impresos fueron más populares entre las clases más bajas.

Antes de revolucionar el concepto de impresión, Johann Gutenberg fue herrero en el obispado de su ciudad natal (Maguncia), ya que era hábil en la fundición de todos los metales, en especial el oro. Son precisamente estas habilidades las que le resultarían útiles para la creación de la imprenta de tipos de móviles.

El gran aporte de Gutenberg fue perfeccionar las técnicas de impresión de aquella época, él fundió en metal cada una de las letras del alfabeto y creó el sistema para colocarlas y juntarlas en serie para formar las palabras. De esta manera, se conseguía componer más rápido las páginas del texto a imprimir y reutilizar los mismos moldes en otras páginas similares que se fueran a imprimir. 

En 1452 se imprime la obra más significativa de la historia de la impresión, la “Biblia de 42 líneas” o “Biblia de Gutenberg”, marcando así el inicio de la Edad de la Imprenta.

Hoy en día todavía quedamos boquiabiertos con las posibilidades que nos ofrece Internet. Las nuevas generaciones ya han crecido con estos nuevos avances. Pero para otros de mayor edad, esto de tener acceso a una cantidad descomunal de información contrasta con lo que pasaba su época de jóvenes. 

Pues hace unos siglos atrás pasó algo similar con otro gran invento (la imprenta), que permitió generar una cantidad hasta entonces inimaginable de libros, papel impreso y conocimiento. Un conocimiento que de un golpe salió de las cuatro paredes de los monasterios para esparcirse por todos lados. 

Pero… 

¿Quién inventó la imprenta moderna? 

¿Fue Gutenberg quien nos regaló con su ingenio este gran invento?

Estamos seguros que te fascinará saber quién fue Gutenberg, donde nació, y cómo surgió su brillante idea

¿Gutenberg quién fue?

Gutenberg nació en Alemania (Maguncia), entre 1395 y 1397. Siendo aún un muchacho, su familia se muda a Estrasburgo por revueltas políticas ocurridas en su ciudad natal y es allí donde Johannes aprende a tallar madera y la herrería. Además, se le ocurre la idea de hacer letras para componer palabras e imprimir en serie. 

Su apellido verdadero fue Gensfleisch (que en alemán renano quería decir, «carne de ganso»). Es por eso que el inventor de la imprenta en Occidente prefirió usar el apellido por el cual es conocido actualmente. 

Era el hijo de Else Wyrich y del comerciante Friedrich Friele Gensfleisch, quien tiempo después cambiaría su  apellido  a zum Gutenberg

También conocía desde pequeño la orfebrería y aprendió a acuñar monedas y continuó haciendo esa actividad hasta cumplir treinta años. 

Se sabe que Gutemberg pasó por la Universidad de Erfurt, en la que se registró como Johannes de Alta Villa (Eltvilla) y que poco tiempo después formó sociedad con Hanz Riffe con el objetivo de desarrollar su imprenta.

Ya en pleno 1447 tiene bien elaborada su idea e imprime un salterio con letras mayúsculas y después un calendario. Dos años después consigue asociarse con el banquero judío Johannes (Juan) Fust y establece el primer taller de imprenta. Es allí donde desarrolla sus primeros tipos móviles con una aleación de plomo, estaño y antimonio.

En el 1452 inicia la impresión de la “Biblia de 42 líneas”, la cual es para muchos la obra de mayor importante de la imprenta. Pero Gutenberg no supo calcular correctamente que tiempo le tomaría terminar su invento y por esto antes de finalizar su trabajo se le agotó el presupuesto pactado. 

Una vez más solicita crédito a Juan Fust, pero este se negó, por lo cual Gutenberg tuvo que ofrecer parte de la imprenta en garantía y formar una sociedad.   

Después de 2 años de trabajo volvió a escasear el dinero y aunque ya estaba próximo a concluir las 150 Biblias pactada, Juan Fust no solo le negó un nuevo crédito, sino que dio por terminada la sociedad y puso al frente de la imprenta a su sobrino, quien era aprendiz de Gutenberg. 

Gutenberg terminó arruinado y para su suerte el obispo de la ciudad (el único le que reconoció su aporte) le brindo abrigo hasta su fallecimiento en Maguncia, el 3 de febrero de 1468. 

La vida de este hombre estará ligada para siempre a la historia de la imprenta y cuando alguien se pregunte quién invento la imprenta, sin dudas encontrará referencias de Gutenberg como  el inventor de la imprenta moderna.