La Invención de la Imprenta

Nadie hubiera imaginado que el alemán Johannes Gutenberg con sus conocimientos de herrería y en una época tan temprana como la Edad Media, revolucionaría al mundo con la invención de la imprenta moderna.

Pero a mediados del siglo XV, este hijo de comerciante y tendera se propuso demostrar que podía copiar la Biblia en mucho menos tiempo que el que invertían los monjes copistas y con una excelente calidad de impresión.

Gracias a su inventiva le fue conferida la condición de «Padre de la Imprenta», pero  solo se le reconoció luego de préstamos, pugnas y controversias entre italianos, holandeses, francés y alemanes que se proponían adueñar de tal gloria.

En 1452 empezó la impresión de lo que fuera la obra más importante en el mundo de la imprenta: la “Biblia de Gutenberg” o “Biblia de 42 líneas”

Para muchos Gutenberg solo perfeccionó técnicas ya existentes, pues se tiene constancia de documentos impresos de mucho antes. 

Se asegura que los romanos allá por el siglo V a.C. ya empleaban moldes de arcilla para imprimir y los antiguos chinos fueron los primeros en imprimir sobre papel, pero como su lengua escrita se sustenta en miles de ideogramas, les fue imposible hacer lo que Gutenberg sí pudo llevar a cabo: el sistema de impresión con letras móviles.

Impresión con bloques de madera

Los antiguos chinos del siglo VI d.C usaban la impresión con bloques de madera que consistía en tallar, entintar y presionar los bloques sobre el papel.

Con esa técnica se logró en el año 868 d.C una copia del Sutra del Diamante que fue de los primeros libros impresos y consistía en un rollo de seis hojas de papel de unos cinco metros de largo.

Impresión con tipos móviles

Sin embargo, la impresión con bloques de madera era un método muy engorroso y en 1041 los propios chinos inventaron la impresión con los tipos móviles de arcilla de mano del tipógrafo Bi Sheng.

Este novedoso sistema era frágil, de ahí que en 1298 cuando había trascurrido más de dos siglos, Wang Zhen superó a su antecesor ideando tipos de madera que no se rompían tanto y mesas giratorias que facilitaban el proceso.

Del otro lado del mundo, y avanzado ya el siglo XV, Johannes Gutenberg hizo sitio a la técnica de los tipos móviles en Europa. 

Por su experiencia de herrero le fue fácil grabar letras, número y signos en metal creando matrices –tipos- que ubicaba en bastidores de madera que entintaba e imprimía contra papel o pergamino.

Impresión rotativa

Tendría que avanzar la civilización hasta el año 1843 para que el estadounidense Richard March Hoe ideara la primera rotativa, que se perfeccionó tres años después y quedó patentada en 1847. 

La impresión por este método se alimentaba originalmente con hojas sueltas de papel, pero en 1863 comenzaron a utilizarse las bobinas gracias a William Bullock.

El papel procedente de las bovinas pasaba entre cilindros que rotaban y entre ambos se situaba el texto o la imagen a imprimir.

A partir de entonces y con la mecanización del proceso,  la impresión rotativa permitía lograr  hasta ocho mil copias por hora. De ahí que esta se valore como la primera máquina tipográfica para tiradas grandes.

Fue el «Philadelphia Public Ledger», en EE.UU., el primer periódico que en 1846 utilizó la rotativa para hacer circular sus noticas.

La impresión offset

Pero la humanidad requería de más velocidad, más cantidad y mayor nitidez en las impresiones. 

En respuesta a esas demandas, en 1904 Ira Washington Rubel adaptó al papel la técnica de impresión offset concebida 29 años atrás por Robert Barclay. 

Es el llamado método de impresión indirecta. Se sustenta en la reacción químico-física de la repulsión entre el agua y las grasas.

Consiste en una plancha offset dividida en un área para grafismos -zona lipófila-,  que se unen a la tinta; y una para los contragrafismos  -zonas hidrófilas-, que no pueden cubrirse con la tinta. 

La plancha se cubre con una solución que se une a los contragrafismos y a continuación se entinta. La tinta solo queda adherida a los grafismos que se transfieren primero a un cilindro de caucho y después se imprimen en papel.

Ventajas de la impresión offset

  1. Los resultados de este tipo de impresión superan lo que antes se había alcanzado.
  2. Las ventajas de la impresión offset se aprecian en la alta resolución y definición que permite conseguir.
  3. Su alta calidad se logra en cualquier tipo de papel, incluso en aquellos que no cuentan con una superficie totalmente lisa y también puede ser empleada sobre materiales como madera, textiles, metal y cuero.
  4. Posibilita grandes volúmenes de tirada rápidamente y a un costo relativamente económico comparado con otras técnicas que le han sucedido.

Desventajas de la impresión offset

  1. Las máquinas para la impresión offset son muy grandes y necesitan de constante mantenimiento.
  2. Entre las desventajas de la impresión offset se apunta que puede encontrarse excesos de tinta
  3. El barniz pudiera traspasar el pliego de papel y el archivo impreso puede quedar fuera de registro.
  4. Existe también el riesgo de que el uso del agua pudiera dificultar mantener un mismo color en toda la tirada. Aunque las nuevas soluciones de mojado con agua-alcohol, así como los actuales mecanismos de control, reducen dicho peligro.

La linotipia

La impresión por linotipia constituye el quinto escalón en la evolución de la historia de la invención de la imprenta.

Fue ideada en 1885 por el alemán Ottmar Mergenthaler, quien creó una máquina para la composición tipográfica que permite componer automáticamente las líneas de caracteres. 

Funcionaba de manera parecida a la añeja máquina de escribir. Su operario compone la palabra pulsando las teclas de un teclado que van generando una matriz que se alinea junto a las otras.

Cada línea de matrices se rellena con plomo fundido, se entinta y ya puede imprimirse en el papel. Tiene entre sus ventajas que no requiere de una composición manual del texto, letra por letra. Fue pionero en el empleo de la linotipia el periódico «New York Tribune» en 1886.

Impresión láser

Casi un siglo tendría que pasar para que se conociera la impresión láser. Fue en 1971 cuando la Xerox Corporation desarrolla dicha tecnología basada en procesos electrónicos.

La imagen se trasmite mediante láser al tambor o rodillo magnético consistente en un cilindro fotosensible, que mediante el tóner  la traslada directamente al papel a una velocidad de hasta veinte mil líneas por minuto. 

La gran ventaja de la impresión láser es que no hace falta ser técnico ni tener conocimientos especiales, cualquiera  puede imprimir lo que desee y sin ayuda. 

Claro, las primeras impresoras láser no eran manuables y de tamaño pequeño como las actuales. Solo a partir de 1990 es que esos diseños de inyección de tinta, agujas y sublimación que eran más económicos y eficientes se empezaron a comercializar.

Impresión 3D

La invención humana no se detiene en el campo de la impresión y tampoco las técnicas utilizadas. Es así como la impresión 3D se ha ido abriendo espacio en la actualidad.

El ingeniero Chuck Hull empleó en 1983 por primera vez los rayos UV para endurecer barnices y esa innovación la nombró «estereolitografía». Es una técnica que en general permite formar objetos sólidos a partir de capas superpuestas de polímero líquido sensible a la luz ultravioleta. El punto de partida para la impresión 3D se genera por un software de modelado.

Ya son varias las tecnologías para la impresión 3D, diferenciadas por la forma en que ensamblan las capas.

Aún hoy no está totalmente extendida esta técnica de impresión sobre todo por sus altos precios. No obstante, ya suele utilizarse desde en arquitectura hasta en la producción de muebles sanitarios.

Importancia de invención de la imprenta

En la actualidad, cuando se incursiona ya en órganos impresos en 3D para trasplantes, vale mirar atrás y agradecer a Guttemberg por la invención de la imprenta, incluso a quienes le antecedieron en el mundo de la impresión.

No solo multiplicó el número de libros sino que sobre todo, sentó las bases para multiplicar el conocimiento que en definitiva es fuente de poder. No por gusto los poderes absolutos del Medioevo pretendían resguardarlo solo para círculos elegidos.

El salto del manuscrito al libro impreso permitió al abaratar los costos, extender los saberes y cambiar la historia de la humanidad.

Invención de la imprenta resumen

Sin dudas, la invención de la imprenta significó una revolucionó en la Edad Media. Por fin los libros podrían copiarse a una velocidad increíble para aquella época

La imprenta y su desarrollo posterior cambiaron el mundo de tal manera que la historia moderna hoy existe gracias al desarrollo de la impresión a gran velocidad.

Antes de este logro,  los conocimientos se transmitían por manuscritos, lo que era un método costoso y demorado. 

Con el paso del tiempo, llegaron otras formas de impresión que aceleraron y simplificaron el proceso de producción de contenidos

Hoy en día producir un millón de copias de un libro puede reducirse a una jornada de trabajo de una gran imprenta.

Pero, según los teóricos del tema, la evolución de la imprenta pasa por 7 etapas:

Etapas de la evolución de la imprenta 

  1. Impresión con bloques de madera
  2. Impresión con tipos móviles 
  3. Impresión rotativa
  4. La impresión offset
  5. La linotipia
  6. Impresión láser
  7. Impresión 3D

No puede afirmarse que la impresión 3D sea el último avance tecnológico para esta industria. 

Sin dudas, en los próximos años nuevos métodos de impresión saldrán a la luz, pero siempre habrá que recordar a aquellos que dieron vida a la impresión a gran velocidad.

Conclusiones

El descubrimiento de la imprenta permitió transmitir conocimiento de forma mucho más rápida.

Algunos teóricos dicen incluso que la invención  de la imprenta permitió ordenar sociedades y globalizar el conocimiento.

La revolución de la impresión nos ubica hoy en la tecnología 3D, que desde hace unos años comenzó a posicionarse  a nivel mundial. 

Su costo es muy alto y aunque hoy se utiliza en el arte, la arquitectura, la medicina y la arqueología, entre otros, pasarán algunos años para que realmente la impresión 3D alcance todos los ámbitos de la sociedad.

Si bien algunos opinan que los medios tecnológicos han frenado la evolución de la imprenta, otros estudiosos se desmarcan y dan crédito a los avances tecnológicos porque permiten llevar el conocimiento a las masas de una forma rápida. Pasará mucho tiempo, a pesar de Internet, para abandonar la impresión de libros.

El libro es algo que la persona necesita tener, y la imprenta de seguro encontrará  la capacidad de adaptarse a los nuevos retos, y a las necesidades de las personas.