Saltar al contenido

Por qué NO imprimir en una Imprenta Low Cost

    Por qué no imprimir en una Imprenta low cost

    A continuación vamos a hablarte sobre por qué no imprimir en una imprenta low cost. ¿Cuáles son las desventajas y las ventajas reales de este tipo de imprenta?

    Numeraremos varios factores que influyen directamente en ti, tu empresa y tus productos impresos en una imprenta low cost.

    Imprenta low cost

    1. Guerra de precios low cost

    Muchas imprentas online compiten hoy día por ser las más baratas. Se encuentran en una «guerra» constante de precios. Debido a esto entre todas las imprentas competidoras existen algunas que consiguen un precio bajo y una calidad razonable pero lo mayoría se centran solo en el «low cost» dejando a un lado la calidad de los productos, envíos y el servicio al cliente.

    Este es uno de los motivos por el que no deberías optar por una imprenta low cost.

    Estas imprentas low cost se centran claramente en sus precios, para ganar la batalla y conseguir así más clientes. Pero, ¿qué pasa con la calidad de los productos? ¿Y los acabados limpios y duraderos?

    A veces prometen un precio low cost y una alta calidad de productos, realmente ¿crees que es posible? Es posible mantener una calidad estándar pero imposible ofrecer una alta calidad siendo una imprenta low cost. A no ser que venda por debajo del coste.

    Recibes productos que no están del todo bien, con problemas de cortes, o un material endeble, o en el que el diseño está pegado a los bordes. No supera ni cumple tus expectativas… ni suiquiera por ese precio bajo, no.

    2. No existe servicio al cliente.

    En las imprentas low cost olvídate de la atención al cliente. Si tienes algún problema o alguna pregunta tendrás que intentar resolverlo por ti mismo.

    Una imprenta low cost necesita abaratar costes para poder ofrecer precios más bajos. La existencia de asesores, comerciales o personas que atiendan a los posibles clientes es cara. Requiere un costo que repercute en el precio final del producto, por lo que este tipo de imprentas no disponen del servicio.

    image 1 Por qué NO imprimir en una Imprenta Low Cost imagen Obviamente, si tienes una empresa o un negocio la publicidad es parte fundamental para las ventas y necesitas que personas expertas en el sector te echen una mano para la decisión de productos publiciarios impresos.

    Quizás te interesa contactar con una imprenta que disponga de este servicio y tenga precios justos.

    Si deseas unas tarjetas más que simples por el mínimo precio, una imprenta low cost puede ofrecertela pero a veces, lo barato sale caro.

    Te interesa contactar con una imprenta que disponga de este servicio y tenga, no los más baratos pero sí, precios justos.

    3. Percepción de precios bajos

    Si recurres a una imprenta low cost para imprimir tarjetas de visita, flyers, carteles u otro producto publicitario común y encuentras el precio más barato, puede que tengas problemas con otros artículos. ¿Por qué?

    Porque una vez que compras al precio más bajo piensas que todo su catálogo de productos es igual. Productos publicitarios baratos. Tendrás una percepción de precios bajos que podrá hacer que te equivoques en futuras compras.

    Cuando necesites un producto más elaborado como por ejemplo catálogos para tu negocio o carpetas de presentación, recurrirás a la misma imprenta low cost. Pensarás, automáticamente, que tiene el precio más bajo. No es cierto. Te captaron con productos comunes, siendo realmente muy baratos, ahora que ya tienes esta percepción de ellos cualquier precio sin comparar para el resto de productos te parecerá bien. Es algo insconsciente que hacemos todos, no tendrías por qué sentirte mal por ello. Pero esto es otro de los motivos por el que no deberías imprimir tu publicidad en una imprenta low cost.

    4. Falsa imprenta low cost

    Por otro lado tenemos la falsa imprenta low cost, ¿qué significa esto?, ¿nos están engañando?. No exactamente.

    Cuando comparas el precio del producto con otras imprentas que ofrecen buenos precios pero tabién asesoramiento o incluyen diseño gráfico, la imprenta low cost, en principio, es más barata.

    Un ejemplo:

    1. Quieres comprar unas tarjetas de visita. En la imprenta low cost: 30€. En una imprenta con servicio: 50€. Es casi el doble del precio. Claramente ves que la imprenta low cost es más barata.
    2. Te decides a comprar y añades tu producto al carrito.
    3. Primera sorpresa: Si no tienes un diseño en las condiciones exactas que piden debes añadir 2€ más por la revisión. Obligatorio. Normalmente cualquier persona no tiene los archivos justo como cada imprenta los trabaja.
    4. Lo añades al precio y ya van 32€, sigues adelante, aún sigue siendo barato.
    5. Cuando por fin llegas al carrito te añaden el IVA. Ah! ¿qué no estaba incluido?. Ya van 38,72€.
    6. Vas al siguiente paso, tienes que pagar envíos, tampoco te lo dijeron. + 6,95€. Ahora tus tarjetas cuestan 45,67€
    7. ¿De verdad merece la pena?

    Tras un arduo proceso para poder comprar tus tarjetas de visita sin ninguna ayuda por parte de la imprenta low cost has conseguido un precio básicamente igual que en la otra imprenta.

    Yo lo tendría claro. No imprimir en una imprenta low cost y menos si al final el precio será igual que en otra que me ofrecen alta calidad del producto, ayuda en la revisión de mi diseño, envío gratuito y/o asesoramiento sobre qué publicidad es mejor para mi negocio.

    5. Cero garantías.

    Las imprentas en las que puedes confiar te ofrecen garantías de calidad, garantía de la satisfacción de otros clientes y por supuesto garantía de reimpresión. Esto quiere decir que tu producto será tratado con el cuidado que merece, que tendrá una alta calidad de impresión y acabados (nada de bordes blancos o impresiones ladeadas) y que si tu producto te llegara en un estado no correcto, harán la reimpresión de tu producto sin ningún problema.

    Una imprenta low cost suele carecer de este servicio, a veces es muy difícil que reimpriman tu trabajo en mal estado o que simplemente te cojan el teléfono.

    Conclusión sobre una imprenta low cost

    Ahora que tienes estos 5 puntos en mente la decisión es tuya. Hay veces que no estará mal recurrir a una imprenta low cost para hacer un trabajo rápido y estándar pero si de verdad quieres que tu publicidad sea buena para tu negocio deberías observar a las imprentas de calidad.

    A la larga tendrás un proveedor de publicidad en el que confías y te dará buenos resultados. Te ayudará si estás estancado y no sabes bien qué tipo de publicidad te vendría mejor, o qué formato de flyer es el más adecuado para repartir sobre los parabrisas de coches. Algo tan sencillo como esto puede cambiar todo un proceso de ventas para tu negocio y los expertos en publicidad son los que pueden ayudarte a conseguir el mejor resultado, y a un buen precio, no low cost, pero un buen precio. 🙂

    Descubre todo lo que tenemos para ofrecerte en Colorprinter

    ✓ Exclusivo para negocios y organizaciones

    ✓Producción enfocada en aumentar tus ventas

    ✓Mayor rentabilidad en inversión publicitaria

    ✓Acabados que te diferencian de la competencia

    ✓Asesoramiento continuo personalizado

    ✓Diseño, artes gráficas y editorial

    ✓Con el foco en una relación comercial estable a largo plazo

    ✓Mayor variedad de servicios en un mismo lugar

    ✓Compromiso con el medio ambiente

    ✓Envío gratuito en toda España

    Pide presupuesto

    Usualmente respondemos en sólo unas horas.