La impresión en serigrafía es, tal vez, una de las técnicas de impresión más artesanales, lo que le otorga un carácter íntimo y  muy personal a los diseños estampados mediante este método.

Impresión casi con amor 

Un producto con una impresión serigráfica -ya sea una tarjeta de presentación, la etiqueta de un vino, un afiche o una camiseta- te permite percibir a la persona al otro lado, presentir su humanidad. Puedes intuir que ese objeto está impregnado de quien, con paciencia y dedicación, toma con sus manos cada pieza y la coloca hábilmente bajo el bastidor para luego hacer pasar la tinta a través de una malla

Impresión en serigrafía

Técnica de la impresión en serigrafía

La impresión serigráfica justamente consiste en eso: la tinta se aplica sobre una malla que previamente ha sido estampada con un diseño usando un material impermeable. La tinta pasa entonces solo por donde no ha sido impermeabilizada, transfiriendo el diseño a los objetos así impresos.

La serigrafía tiene también un bajo precio. Si lo tuyo es un diseño muy personal, artesanal o intimista, lo mejor es pedir una cotización y decidirte por este método. El precio te sorprenderá favorablemente. Eso sí, desde Colorprinter te recomendamos usar la serigrafía sobre todo en tiradas medianas, ni demasiado pequeñas ni muy altas. 

Como hemos explicado antes la impresión serigráfica es muy manual y es por eso que el costo de la primera plancha se dividirá entre las unidades siendo estas 10 o 100. Obviamente, el precio unitario bajará cuantas más unidades fabriques, pero si son demasiadas el tiempo de producción y los operarios deberán de aumentar y volverá a ser menos rentable que otras técnicas.

Nuestros expertos en Colorprinter te ayudarán siempre a decidir qué método de impresión usar en cada caso, no te preocupes.

El uso de la impresión en serigrafía para el material corporativo

¿Por qué no usas la impresión en serigrafía para hacer, por ejemplo, tus tarjetas de visita o regalos de empresa con tu marca?. Un producto impreso en serigrafía transmite a tus clientes algo de tu presencia personal, de tu cercanía humana, de tu empatía. 

Pídenos una cotización de los productos que necesitas para impulsar tu negocio. Recibe una asesoría personal sobre cómo puedes sacarle provecho a la serigrafía para estar más conectado con tus clientes. 

La impresión en serigrafía se ha desarrollado hasta el punto de permitir la impresión de gráficos de alta calidad. Los diseños pueden ser impresos mediante la serigrafía en uno, dos o más colores.

Las mallas usadas en el proceso son tan finas que permiten la reproducción en alta resolución. Puedes reproducir cualquier imagen de manera fidedigna, por muchos detalles que tenga.

Si quieres saber más acerca de la serigrafía ponte en contacto con nuestro equipo de expertos. Gustosamente te brindaremos todo el asesoramiento que necesitas para desarrollar el marketing de tu negocio o para ese proyecto que tienes en mente.

Desde muchos años atrás

La serigrafía es una técnica muy antigua. Hace miles de años, los pobladores de distintas y diversas culturas (como egipcios, sumerios o maoríes) usaban fibras vegetales como moldes para pintar a través de ellos. Digamos que fueron los precursores.

Pero, donde realmente, la impresión en serigrafía adquiere las características de la técnica como la conocemos hoy,es en China. Serigrafía significa “escritura con seda” precisamente porque los chinos utilizaban esta tela como malla. 

Ya en el siglo XX, esta técnica recibe un gran impulso, con el uso de telas sintéticas y el desarrollo de emulsiones fotográficas para estampar la malla.

Mucho tiene que ver también la versatilidad de la serigrafía, ya que es posible usarla para imprimir prácticamente cualquier material: papel, tela, metal, cartón, plástico, vidrio, cuero y un largo etcétera.

Es en esta época la impresión en serigrafía comienza a ser usada con concepto artístico. Figuras como Pablo Picasso, Joan Miró o Andy Warhol han reproducido algunas de sus creaciones con la serigrafía, bajo la forma de ediciones limitadas. De esta manera el trabajo artístico se ha multiplicado, pero manteniendo su carácter personal, único e íntimo.